Permalink

0

Hipoteca con recuperación de amortización: “Hipoteca Sin”

En esta ocasión os queremos mostrar desde nuestra web Mujer Style un modelo de hipoteca que destaca por sus garantías, sus ventajas y sus privilegios.

Hoy en día, y debido a la crisis del sector y la dificultad de las concesiones de los créditos personales, esta es una vía crediticia que nos puede venir muy bien a la hora de necesitar un crédito personal complementario a nuestra economía.

Es fácil de entender su ventaja, ya que el capital que hayamos ido abonando durante el tiempo que tengamos contratado nuestra hipoteca, será el que podamos recuperar para solicitar un crédito personal.

Si necesitas una hipoteca o un préstamo personal, te recomendamos que visites nuestras secciones sobre Hipotecas y Préstamos y Créditos para poder informarte de aquel que mejores se adapte a tus necesidades. De todas maneras, también te recomendamos que leas este artículo sobre la Hipoteca Sin pues puede ser una buena solución a tu problema crediticio.

Condiciones de la “Hipoteca Sin”

Solo te exigirán un tiempo mínimo de amortización aproximado de dos años y un capital amortizado mínimo de 1.500 €, estos son los requisitos que cualquier entidad nos solicita para acceder al capital amortizado como préstamo personal, por lo que deberás entender que de las cantidades abonadas a tu préstamo serán las recuperadas.

Pondremos un ejemplo que deje los conceptos claros, si la cuota suma 450 euros de los que se desglosan en 300 euros en concepto de interés y 150 euros en concepto de amortización de capital, la suma de esta última deberá alcanzar un importe mínimo de 1.500 euros, para concedernos el crédito solicitado.

Interés aplicable y comisiones

Dicho esto, destacaremos al igual que en las demás hipotecas que puedes solicitar, que tanto su tipo de interés aplicable como sus comisiones (sean de estudio, de apertura, de cancelación total, de cancelación parcial, etcétera), como sus revisiones suelen ser las mismas que en cualquier tipo crédito hipotecario, sin olvidar que su capital concedido suele alcanzar el 80% de la tasación de la finca objeto de hipoteca en el caso de primera vivienda y el 55% en el caso segunda vivienda, siendo características similares a cualquier otra financiación hipotecaria.

Cuenta bancaria

Dispondrás en el banco donde solicites este crédito, de la apertura de una cuenta corriente que dependiendo de tu perfil como cliente, será de un modelo u otro, donde podremos destacar, la cuenta joven, la cuenta especializada, la cuenta nomina, etcétera, entre otras muchas de las que dispone cada entidad bancaria.

Plazo de amortización y cuotas

Con un plazo de contratación que oscilará entre los 40 años máximo en el caso de contar con menos de 35 años de edad, o de lo contrario el periodo de contrario es de 30 años o 35 años, se puede calcular de manera sencilla, en todos los casos la suma de la edad del contratante más el plazo de la hipoteca, no podrá superar los 75 años.

El titular del préstamo podrá optar por pagar sus cuotas de forma mensual, trimestral, cuatrimestral o bien semestral dependiendo de su comodidad. Esta hipoteca además de contar con la facilidad de recuperar el dinero amortizado para un préstamo personal al mismo tipo de interés que cuentas en su crédito hipotecario, tiene la ventaja de poder solicitar una carencia en el caso que el cliente espere vender algún bien inmueble, o por el contrario que vaya a recuperar un dinero invertido que podrá ser de tres mensualidades consecutivas o alternas.

Deja un comentario

Required fields are marked *.