Permalink

0

Crédito al consumo: Ventajas y condiciones

Las entidades financieras ofrecen a sus clientes la posibilidad de obtener un crédito al consumo con el que pueden comprar cualquier tipo de bienes personales o disponer de una cantidad de dinero para ser utilizada en otros tipos de gastos y luego devolverlo en plazos determinados.

Es una excelente opción para que cada persona pueda realizar las compras de sus bienes, como por ejemplo automóviles, muebles, electrodomésticos, prendas de vestir … incluso puedes pedir esa financiación para realizarte alguna cirugía estética y conseguir un cuerpo 10. Así también, para las personas que necesitan de dinero para contratar un servicio o utilizar ese dinero para algún otro gasto intangible.

Muchas veces no se puede pagar estos gastos en efectivo porque no se cuenta con el dinero necesario, por eso pedir un préstamo al consumo puede ser la solución a esas necesidades que no podemos cubrir.

Pagos flexibles y mensuales

Los plazos para pagar los créditos al consumo pueden ser pagos fijos indicados por el mismo cliente, acordado previamente con la entidad bancaria. Es por eso que este crédito ofrece la posibilidad de elegir si quieren abonar sus cuotas de forma mensual, cada dos meses o cada trimestre. Cada uno podrá elegir cuál de estos planes se adapta más a su situación económica.

Así también, hay otras entidades que ofrecen más facilidades de pago y llegan a extender el tiempo hasta un periodo de 6 meses o un año. De esta forma, el cliente puede realizar compras de grandes costos y luego pagarlas de manera fácil según las cuotas que más le convenga, aunque se debe tener en cuenta que cuanto más tiempo se extienda el pago, más aumentarán los intereses y ésto hará que el costo a pagar también se vaya incrementado.

Ventajas y desventajas de los créditos al consumo

Los créditos al consumo son uno de los tipos de créditos más solicitados. La gran cantidad de ventajas que ofrecen hace que muchas personas opten por pedir uno de estos créditos para poder realizar sus compras sin necesidad de tener que pagarlas al contado o en ese mismo momento.

Pero también se debe decir que los créditos al consumo tienen algunas desventajas y es muy importante que las tengan en cuenta antes de solicitar alguno de estos créditos. Estos prestamos a corto plazo tienen intereses demasiados altos, aunque sus beneficios lo compensan, el precio finalmente se ha incrementado mucho más en comparación de lo que costaba si lo pagámos al contado.

Además, al ser esta una manera fácil de comprar, algunas personas comienzan a comprar productos y abonar servicios totalmente innecesarios, pensando en que luego podrán pagarlo fácilmente. Aunque el crédito al consumo ofrece facilidades de pago, está claro que todo tiene que ser liquidado y aunque luego no lo utilices deberás pagar por ese bien.

Estos tipos de créditos son uno de los factores más comunes que llevan a las personas a los endeudamientos, ya que se vuelven compradores compulsivos y al momento de tener que abonar por ellos tienen un costo muy alto que sobrepasa sus ingresos económicos.

Por eso mismo, estudia bien tu situación económica y las condiciones de los créditos al consumo antes de solicitar uno, y así evitarás encontrarte con sorpresas desagradables en un futuro.

Deja un comentario

Required fields are marked *.